Saltar al contenido
Frases de amor

Textos de amistad para amigas

Si estás buscando los mejores textos de amistad para amigas, has llegado al lugar indicado, porque en las siguientes líneas vas a encontrar un compendio con las mejores frases de la red.

Muévete entre las distintas frases para encontrar la que más te convence, recuerda que no tienes porque copiar textualmente, también puedes adaptarla a tus circunstancias y conseguir una frase mucho más personal.

Textos de amistad para una amiga

Frases de amistad cortas-opt

  • Sería difícil resumir todas las vivencias que nuestros corazones comparten, todas las esperanzas y los deseos que compartimos. Porque, a fin de cuentas, la amistad es fundamentalmente eso, dos corazones movidos por la ilusión que han decidido cabalgar juntos por las playas de los tiempos.
  • Quisiera estar siempre a tu lado, alimentando tus sueños, buceando entre tus miserias, buscando el modo de hacerte sentir mejor… sé que solo será posible porque tú deseas lo mismo y porque, igual que yo, nunca aprendiste a nadar entre las olas de la soledad.
  • Las miradas llenas de celo y rencor siempre intentaron separar nuestros caminos, pero, en realidad, amiga mía, no sabían que tú y yo somos invencibles, contra la marea de los agitados tiempos, siempre nos quedara el salvavidas de la nostalgia, agitado por nuestros corazones unidos.
  • Quizá pudiera parecer que somos navegantes naufragados del velero de la vida, pero, por suerte, somos nuestro propio bote, el que remamos con tesón para huir de las vicisitudes de un mundo que no nos comprende.
  • Gracias. Te estaré siempre agradecida por escuchar mis más profundas confesiones, por aliviar mis temores en las noches de zozobra, por no vender nunca mi piel para pasar un grato invierno.
  • Aunque el laberinto de la vida nos lleve por caminos diametralmente opuestos, siempre podremos guiarnos por el sonoro ruido del latir de nuestros corazones, que laten juntos desde hace tantos años.
  • Te quiero. No me ha sido fácil de decir, en parte porque es algo que ya se suponía, todo el mundo lo sabía, todo el mundo lo esperaba. A veces, decir lo que es más evidente se vuelve la más compleja de las conspiraciones.
  • Me alegro de tenerte a mi lado, sé que contigo puedo compartir hasta la más íntima de mis vivencias, porque solo tú sabes escucharme y entenderme. Gracias por hacer que me sienta una persona comprendida que encuentra en ti la sombra en este desierto de plástico.
  • Sé que será para siempre, que nos querremos toda la vida, que cuando me case estarás a mi lado, que me apoyarás pase lo que pase, que seremos olas arrastradas por el mar.
  • Cuando te miro a los ojos, me parece ver la solidaridad de las aves que se ayudan en el vuelo, la leona que defiende con uñas y dientes a su camada, a una amiga que lo daría todo por sus amigas.
  • Quizá nunca hemos hablado durante muchas horas al teléfono, quizás nunca hemos dormido juntas… Pero, en realidad, ¿a quién le importa? Ambas sabemos que somos las mejores amigas que la providencia podría regalarnos. Gracias por estar siempre ahí.
  • El hilo conducto de los mejores momentos de mi vida, es tu apoyo y tu sonrisa, siempre estuviste a mi lado cuando te necesitaba. ¡No lo olvidaré nunca!
  • No hay distancia posible para separar nuestras ilusiones, aunque pasen milenios, aunque no nos podamos volver a ver, jamás renunciaremos a nuestros sueños, jamás nos rendiremos.
  • Recuerdo aquella triste despedida, acompañarte al aeropuerto sabiendo que no te vería en mucho tiempo, que un mar de lagrimas inundaría aquel día. Pasado el tiempo aprendí, que hay amistades invencibles, amistades que el drama de la distancia nunca llegará a romper.
  • Dicen que una amiga es un tesoro, en realidad, no es exactamente así, una BUENA amiga es un tesoro, ‘amigas’ hay muchas, pero como tú, ninguna, tú eres el tesoro de mi vida, algo que cuidaré para no perderlo nunca.
  • Nunca tuve hermanas, pero ¿para qué? Si ya te tengo a ti, a veces los vínculos de sangre son demasiado superficiales e impostados, a veces, pueden ser superado por la sinceridad de los lazos creados casualmente.
  • Sin ti, la soledad se apoderaría de todo, de hasta el más pequeño rincón de mi corazón, aunque haya altibajos, sé que eso nunca pasará, no me pasará gracias a ti, que te has convertido en el repelente más fuerte para soledad.
  • Esta vida puede merecer la pena vivida sin tener una pareja estable, sin tener un trabaja bien pagado, pero sin una buena amiga a tu lado. Una amiga que te llene los días con una sonrisa que te ayude en los peores momentos, sin ti está vida se volvería algo insoportable.
  • La filiación ha sido siempre una tontería, los lazos creados por los vínculos familiares siempre han podido ser emulados, yo no tuve hermanas, pero por fortuna te encontré a ti, que significas exactamente lo mismo.
  • Contigo a mi lado, la depresión es uno más de esos mitos, algo que escuchas que les sucede a las personas pero que te parece lejano, en el fondo porque piensas que nunca te tocará a ti.
  • A pesar de que a veces me des los consejos equivocados, yo sé que la bondad de tu alma te impide aconsejar interesadamente, porque hay amistades tan profundas que purifican hasta el alma del diablo.
  • Hay amigas como tú, que, más que una amiga, son una parte integrante de mi ser, una parte de mi alma que ha acabado desprendida para hacerme la vida mucho más fácil a mí.

Textos para tu mejor amiga

Textos de amistad para amigas-opt

  • Crecimos juntas, también lo hicieron nuestros corazones, siempre nos hemos tenido la una a la otra, y nos ha hecho falta nada más. Siempre serás mi mejor amiga, siempre te llevaré en el rincón más limpio de mi alma.
  • La amistad es el faro que nos guía en esta larga noche de los tiempos, sin ella, andaríamos perdidos en un mar de zozobras y incertidumbres. Sin ellas, sin ti, esta vida no merecería la pena ser vivida.
  • Otro año se suma al contador, ya ha pasada muchos que nos conocemos, pero nunca será n suficientes, haber vivido todo este tiempo a tu lado es una experiencia de esas que te marcan para siempre.
  • Supe que eras mi mejor amiga cuando casi me quedo sola, cuando las sombras invadieron mi vida y me llevaron por caminos de tinieblas, pero allí estabas tú, observando impasible el devenir de los años.
  • ¿Dónde estarán los años que vivimos tan peligrosamente? Yo creo que los llevaremos siempre en nuestros corazones, en lo más hondo de nuestras almas, y nos acompañarán para siempre.
  • Ya ha pasado mucho tiempo desde que te fuiste, te he echado de menos cada segundo, cada instante. Te me apareces en cada café, en cada noche hablando por teléfono y en cada paseo por el parque. ¡Vuelve pronto amiga mía!
  • Me gustaría escribirte una carta en la que condensará todos los buenos sentimientos que tengo hacía ti, me gustaría las palabras adecuadas, pero tengo la impresión de que no existen, una amistad tan fuerte como la nuestra, de un calado tan poderoso, no puede ser expresada con simple palabras.
  • Hay dos tipos de amigas, las muchas que están a tu lado cuando todo va bien, y las pocas que se quedan cuando las cosas empiezan a ir mal, tú eres sin duda, la reina de las del segundo tipo, y me reconforta saber que, aunque las cosas vayan mal tú siempre estarás a mi lado.
  • Me siento muy afortunada de tener una mejor amiga como tú, sobre todo cuando miro atrás y veo todo el camino que recorrimos juntas, todos los sueños que compartimos, todas las ilusiones que nos quedan por cumplir.
  • Algunos sueños se nos perdieron por el camino, las ilusiones se fueron apagando una a una, como las velas de un rosario, pero, aunque no queden velas, siempre nos quedará la luz de nuestros ojos, el recuerdo de los años vividos, y la firme convicción de que este mundo es un lugar mejor si nos tenemos la una a la otra para consolarnos en los momentos de flaqueza.
  • Si no fuera por tus abrazos y tu comprensión, nunca me hubiese convertido en la persona que soy, es increíble la capacidad que tiene una personalidad tan magnética como la tuya de influir positivamente en las otras personas.
  • Ha sido un placer recorrer todo este camino a tu lado, aunque todavía me llena de esperanza pensar en todo el trayecto que nos queda por recorrer, vendrán momentos duros, pero siempre nos quedará el consuelo de saber que, por duro que sea, lo haremos juntas.
  • Eres la mejor amiga que podría haber tenido, no me has fallado nunca, ni en la peor de las circunstancias, te llevaré siempre en la profundidad de mi alma, en lo más hondo de mi corazón.
  • A pesar de que todo el mundo nos odie, nos critique por haber creado una amistad de barro, no nos rendiremos, sino más bien al contrario, seguiremos luchando con la consciencia de que esas críticas vacías solo nos refuerzan como pareja.
  • Nunca he tenido psicólogo, en realidad no lo necesito, ¿para qué? Si teniendo una amiga como tú que me escucha siempre, no hay depresión que no pueda combatir.
  • Mi madre siempre me decía que cuidará de mis amigas, que son un verdadero tesoro, me costó pillarlo, pero, con el tiempo, entendí que, sin amigas como tú, esta existencia se convertiría en un lugar oscuro en el que no merece la pena pasar ni un segundo más.
  • Lo importante no es tener miles de amigas, lo importante, o más bien fundamental, es tener una amiga como tú, el resto ya es accesorio.
  • Eres uno de los regalos más dulces que me ha ofrecido la vida, sabes estar siempre al lado de los que más te necesitan, me has hecho la vida mucho más fácil y has llenado vacíos que creía muertos… TE QUIERO AMIGA MÍA.
  • Han pasado años, muchos años, durante todo este tiempo te has convertido en uno de los pilares de mi vida, lo que ha impedido que las mareas de la tempestad me arrollarán hacía el abismo de soledad.
  • Lo que más adoro de ti es que siempre dices la verdad, sé que nunca me dirás lo que yo quiero oír, sino, más bien, lo que piensas de verdad. Y eso, aunque parezca mentira, es algo que solo se llega a producir en las más sinceras amistades.
  • Tengo la absoluta certeza de que eres la única persona me conoce por dentro, que sabe que puedo llegar a ser un trozo de pan, pero que, en mi miseria interior, escondo pequeños ápices de maldad.
  • Creo que eres la persona más adecuada para escribir mis memorias, porque conoces hasta el más mínimo detalle que caracteriza mi alma y las profundidades de mis pensamientos
[Votos: 0 Media: 0]